Koh Lanta, entre los mejores destinos del sur de Tailandia

¿Qué tiene Koh Lanta que atrapa? ¿Por qué muchos la ponen en su lista de lugares favoritos del Andamán?

No será por su costa, porque si bien pueden encontrarse playas kilométricas y algunas calitas con mucho encanto, el color algo más oscuro de su arena y las piedras que dificultan el baño con marea baja, le hacen perder posiciones en el ranking de playas paradisíacas de Tailandia.

Tampoco será por su fiesta, ya que hay muchos lugares cercanos como Phuket o Phi phi contra los que en fiesta no se puede competir.

Secret Beach Koh Lanta 3

Bungalow gratis en Secret Beach

Precisamente, los que se enamoran de Koh Lanta, lo hacen por su tranquilidad. Aquí se viene a relajarse; a tumbarse en plan chill out en uno de sus restaurantes de la playa a beber una cerveza. Aquí por ahora no ha llegado el turismo de masas. No hay grandes hoteles en primera línea de playa, sino cabañas y bungalows, la mayoría de madera o bambú. Todavía se pueden encontrar calas relativamente desiertas. Puedes alquilar una moto, irte a recorrer la isla a descubrir rincones muy especiales, como Old Town o el poblado de los gitanos de mar.

Bungalows de bambú

Bungalows de bambú

Nuestra bienvenida en Tailandia
Y justo este ambiente relajado es lo que andábamos buscando cuando volvimos de nuestro viaje por Camboya. Mientras le daba el pasaporte al oficial de inmigración tailandés en la frontera, tenía una sonrisa de oreja a oreja pensando en mí mismo tostándome al sol entre Chang y Chang durante 2 meses. ¡Sí! Dos mesitos habíamos planeado estar disfrutando del paraíso en Koh Lanta. Así que imagínense nuestra cara de circunstancia cuando el oficial comienza a menear la cabeza de un lado al otro mientras miraba nuestro visado de doble entrada. – This no valid! – What? Nos señala el sitio donde pone “usar antes de:” y dice: – Ésta es la fecha de caducidad de todas las entradas, no sólo de la primera. ¡Y la fecha ya pasó!. – Pero… – le digo con cara de tonto, mientras mi cabeza intentaba buscar una solución a algo que no tenía. Nos habíamos equivocado interpretando esa fecha. – ¡15 días! -¡paff! Y le mete el sello de visado a la entrada de 15 días. Así de rápido nos destrozó el caballero (aunque con razón) nuestros planes. Los dos meses se convirtieron en 15 días en un abrir y cerrar de ojos. Mientras salíamos por la puerta del puesto de inmigración, nuestra cabeza comenzó a funcionar en modo GPS: “recalculando ruta”. Nos costó una pequeña fortuna replantear los siguientes meses, ya que teníamos comprados ya los billetes para ir a Indonesia después de Koh Lanta y con tan poco margen de maniobra, mover las fechas en Airasia sale algo caro. Pero en fin, fue lo que tuvimos que hacer, adelantar nuestra salida de Tailandia.

Aún así, fueron casi 2 semanas las que gozamos de la isla. Tiempo más que suficiente para escribir este post con algunas recomendaciones.

Qué ver en Koh Lanta

Una de las actividades preferidas en Koh Lanta es alquilar una moto (150 baht, también la automática si regateas duro) para tener movilidad y poder recorrerte todas y cada una de sus playas en busca de “tu playa”. Hay quienes prefieren alguna de las grandes, como Klong Dao, Long Beach, Klong Khong o Klong Nin; hay quienes eligen olvidarse del mundo y se alojan en alguno de los resorts de las playas más pequeñas del sur; o también hay quienes buscan parecerse a Tom Hanks en Náufrago y emprenden la búsqueda de esa calita desierta con arenas blancas y aguas turquesa, y se imaginan subiéndose a alguno de los muchos cocoteros de la zona para asegurarse el agua de coco que les impida morir de sed. Todo este espectro playístico podrás encontrarlo en Koh Lanta, si bien es recomendable programar las salidas a la playa coincidiendo con la marea alta, ya que en esos momentos podrás disfrutar de fabulosos baños pisando arena en lugar de piedras.

Secret Beach Koh Lanta 1

Las calitas en Secret Beach

Nosotros encontramos nuestra calita desierta. No sé si todo el que viene la acaba conociendo, pero lo dudo mucho. En realidad son dos calas entre Long Beach y Klong Khong. A una de ellas se le llama “Secret Beach”. Para llegar hay que estar atento en una pendiente que hay yendo hacia el sur después de Long Beach. A mano derecha hay una valla metálica que tiene un hueco de puerta. Hay que atravesar ese hueco de puerta para llegar a un camino que termina en la cala. Ahí estarás sólo o como mucho habrá un par de parejitas que buscan lo mismo que tú.

Secret Beach Koh Lanta 2

¡Cuidado con esos tiburones!

Otra cosa que no puedes dejar de hacer es visitar Old Town. Sencillamente sigue una de las dos carreteras que ves en el mapa. No tiene pérdida. Old town es un pueblito de pescadores con casitas sobre pilotes prácticamente metidas en el mar. Últimamente se ha convertido en un sitio bastante turístico, aunque no se puede negar su encanto. Por cierto, alguna de las casas sobre el mar se alquilan a turistas. Las que son de extranjeros están algo caras, pero algunos tailandeses también alquilan y éstos las tienen bien de precio. Si te quieres quedar en alguna, simplemente pregunta en alguno de los restaurantes por alguien que alquile.

Old Town Koh Lanta 4

Old Town

En Old Town y alrededores no es muy recomendable bañarse en el mar. Sin embargo, puedes alquilar un kayak y recorrer el par de kilómetros que separan Koh Lanta de alguno de los islotes vecinos, donde dicen que hay playas estupendas. ¡Y además para ti solito!

Vista de los islotes al este de Koh Lanta

Puedes alquilar un kayak para irte de playa a los islotes del Este

Unos cuantos kilómetros más al sur, la calle termina en el Sung-Ga-U village, un poblado de gitanos del mar. El día que nosotros lo visitamos no vimos a mucha gente por ahí, pero un día antes, fueron a visitarlo unos amigos de España y unos gitanos que estaban bebiendo unas cervezas a orillas del mar les llamaron para que se unieran. Sin entenderse más que por señas, acabaron echándose unas risas con ellos.

Mono en el poblado de gitanos del mar

Mono en el poblado de gitanos del mar

También puedes ir a visitar el sur de la isla, donde está la playa del faro. Tiene pinta de ser una de las más bonitas, pero está metida en un parque natural y hay que pagar 200 baht de entrada, lo cual nos pareció un poco excesivo y más para la hora a la que fuimos, ya cayendo el sol, así que nos dimos la vuelta.

Hay una cueva que dicen que está muy bien. Se llama Khao Mai Kaew y está en la carretera que va a Old Town (la que está más al sur de las dos). La entrada son 300 baht.

También se pueden contratar trekkings por la jungla con alguna de las muchas agencias turísticas de la isla.

Para los amantes del buceo, hay numerosas agencias PADI que organizan inmersiones en lugares cercanos (y no tan cercanos) a la isla. Dicen que desde Koh Lanta se puede ir a sitios realmente impresionantes, de los mejores de Tailandia. Una de las agencias que tiene buena reputación y uno de los mejores barcos es Kon-Tiki Lanta, en el pueblo (Saladán). El precio de las 2 inmersiones ronda los 3500 baht.

Otra visita, para mí imprescindible, es la isla Koh Mook, donde está la Cueva Esmeralda. En realidad, la visita se hace comprando un tour de 4 islas. Te llevan en long-tail boat, aunque también está la posibilidad de ir en lancha rápida pagando un poco más. Si bien las otras 3 islas no están mal (en 2 de ellas haces snorkel de poca calidad y en la otra paran para almorzar en una bonita playa), sólo por ver la Cueva Esmeralda merece la pena pagar los 700 baht que piden por el tour (almuerzo y material de snorkel incluido). Koh Mook está a más o menos 1 hora de distancia en long-tail boat desde el sur de Koh Lanta.

Tour de 4 islas Koh Lanta 1

Bajo el mar…

Cueva Esmeralda Tailandia 4

En la laguna de la Cueva Esmeralda

Para aquellos que quieran saber lo que les espera en la Cueva Esmeralda, grabamos un vídeo del recorrido desde la entrada hasta la laguna. ¡El color del agua a la entrada es un espectáculo de la naturaleza!

Alojamiento en Koh Lanta

Hay un sinfín de sitios donde alojarse, desde apartamentos en bloques de hormigón hasta pequeños bungalows de bambú en la playa. Nosotros escogimos quedarnos en un bungalow de madera en segunda línea de la playa. El lugar se llama Baan Sita, en el extremo sur de Long Beach. Llegamos al final de la temporada alta y los precios todavía no habían bajado, así que pagamos 500 baht la noche (con ventilador). Aunque hay que reconocer que Sita, la señora que lo regenta junto a su marido inglés, tiene todo pensado y el bungalow es muy funcional, con nevera, calentador de agua, café, tazas y cubiertos. Así que si quieres, te ahorras al menos el desayuno en los restaurantes. Los bungalows tienen una terracita muy agradable en la que pasamos gran parte del tiempo o, más bien, dejamos gran parte del tiempo pasar 🙂

Bungalow Baan Sita

¡Qué vida más perra!

Los amigos de España se quedaron en la playa de Klong Khong en los bungalows “Where else?”, que están más cerca del mar. Son muy básicos, de bambú y baño-jungla (con una familia de cangrejos hermitaños viviendo en él), nada sellados, pero con mosquitera. Son para los que aman el contacto directo con la naturaleza 🙂 Pagaron 300 baht la noche.

Paseando más tarde por la isla, nos gustó mucho el ambiente de la zona de Klong Nin para alojarse. Probablemente nos hubiéramos quedado ahí si hubiéramos escogido con más paciencia. La zona de Long Beach es la preferida por la juventud, ya que es la que concentra la mayoría de los bares con más ambiente nocturno. Además, si vienes por larga temporada, es un lugar estratégico, porque no está muy alejada del pueblo.

Dónde comer y beber en Koh Lanta

Como siempre, uno de nuestros pasatiempo preferidos es descubrir sitios para comer y beber buenos, bonitos y baratos. En general puedes encontrar platos tailandeses en un rango entre 60 a 100 baht, prácticamente el doble que en Chiang Mai. La cerveza también es bastante cara. La Leo en botella grande no la encontramos por menos de 100 y el precio normal era 120 baht. La pequeña, donde más barata la vimos fue en el Saladán (bar Safety Stop), por 50 baht.

Disfrutando la puesta de sol en Koh Lanta

Disfrutando la puesta de sol en Koh Lanta

Aquí tenemos una lista de los mejores sitios que nos encontramos:

  • Restaurante Krua Krisana, nuestro preferido. Está en la carretera principal, más o menos a mitad de la playa de Long Beach, en el lado del mar. De los que probamos, los platos estrella para nosotros son el massaman curry y el laab. El laab es un plato del norte y de Laos, pero sorprendentemente aquí estaba estupendo, mucho mejor que en muchos sitios de Chiang Mai y Laos. El precio de estos platos es de 100 baht, arroz aparte (20 baht), pero las porciones son enormes. Dos personas pueden comer con un plato y dos porciones de arroz.
  • Un poco más al norte, en el mismo lado de la calle está el Mr. Green. Platos tailandeses por 60-70 baht. Éste lo bueno que tiene es que cierra tarde, algunos días a las 3 de la mañana, por lo que si sales de fiesta y acabas con ganas de thai, ya sabes dónde puedes ir.
  • Por la misma zona, cogiendo el camino señalizado por el cartel del bar “Ozone” (amarillo con letras azules), está la zona de más ambiente nocturno de Long Beach. En la misma playa está la pizzería Mr. Wee. Los platos tailandeses son algo caro, pero las pizzas sorprendentemente están muy bien de precio: 180 – 220 baht. Son grandes y están muy ricas.
  • Ya más cerca del Saladán, a la altura de Klong Dao hay algunos pequeños restaurantes locales, muchos de ellos señalizados sencillamente como “Muslim food”. En el lado de la selva, hay uno tipo buffet que te ponen arroz con lo que tú elijas de la oferta del día. También tienen el típico arroz con tiras de pollo hervido o con pollo crujiente. Los platos incluyen un caldito muy rico. El precio es de 70 baht. Luego en el lado de la playa, a la hora de la cena, encontramos dos que estaban juntos. El que está más hacia el pueblo tenía una tortilla rellena de carne de vaca que estaba riquísima.

Y para salir de fiesta, en el camino del Ozone tienes, entrando a la izquierda, el “Tree house”, un local que está en alto como metido en el árbol. Está muy bien, aunque algo caro (cerveza pequeña 80 / combinado 160 baht). Los días en que tienen música en directo (domingos) tienen una oferta de bucket de combinado por 280 baht. También los domingos hay fiesta en el bar Mushroom, en Klong Khong. Ésta es probablemente la fiesta más loca de la isla. La gente se pinta la cara y el cuerpo con pintura fluorescente y fluye el alcohol sin límite.

Otras fiestas las encuentras en el Ozone (Jueves) y el Korner (Sábado, al final del camino de Sita Travel en el extremo sur de Long Beach). Hay algunas más, pero no recordamos todas.

Palmeras al atardecer en Koh Lanta

Palmeras al atardecer

Y hasta aquí nuestra lista de recomendaciones de Koh Lanta. Si eres de los que busca destino en el sur de Tailandia y te apetece un ambiente chill out donde poder relajarte, definitivamente éste es tu lugar. Y como siempre, si te han servido de ayuda nuestros consejos, ayúdanos tú a nosotros con un like o compartiendo 😉

(Visited 1.259 times, 1 visits today)

6 pensamientos sobre “Koh Lanta, entre los mejores destinos del sur de Tailandia

    1. Tania

      Hola Ruben, la verdad es que no te podemos decir con seguridad. Pero sí que es temporada baja y por lo que nos han dicho hay muchas excursiones que no se hacen, o bien, reducen la frecuencia. Un saludo!!

  1. Mario TodoTailandia

    Ni que lo digáis pareja, Koh Lanta mola un montón.

    Recuerdo una visita en Tailandia de esas que tienes que ir a muchos lugares y poco tiempo para verlos, cuando el estrés de coger este autobús, aquel barco o un avión ocurría casi cada día.

    Decidí tomarme un par de días de relax en la isla que al final fueron cinco, que tranquilidad se respiraba, un baño en el mar, una buena barbacoa de pescado fresco, un cocktail a pie de playa y un chapuzón en la piscina mirando a la estrellas es todo lo que necesitas de la isla.

    Coincido con vosotros, Koh Lanta mola mucho!

    Un saludo,
    Mario

    1. Rayco Autor del artículo

      Hola Mario, gracias por el comentario. Por cierto, le hemos echado un vistazo a tu página y tienes muchísima información! Buen trabajo!
      La verdad es que Koh Lanta es de nuestros lugares preferidos del sur precisamente por la tranquilidad que (aún) se respira. Y es lo que tú dices, ahí se va simplemente a relajarse. Pillarse una moto y recorrerte sus playas, hacer alguna excursión a las islas cercanas (destacamos la visita a la isla de la Cueva Esmeralda) y poco más. Simplemente disfrutar!
      Un saludo!

  2. Pingback: Cuando volver a casa se convierte en una Odisea | Pa donde ir

Responder a Tania Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *