Bangkok – Primeras impresiones

Ésta es la primera entrada del viaje alrededor del mundo que hice en 2007. Las entradas están escritas a modo de diario. Hice el diario para que mi familia y amigos pudieran seguirme, así que está escrito en un lenguaje familiar. Hay datos útiles de cada sitio y sobre todo experiencias y situaciones anecdóticas. La fecha de cada entrada se ha forzado para que coincida con la fecha de redacción del diario. La ruta del viaje fue Tailandia, Laos, Vietnam, Tailandia, Malasia, Singapur, Hong Kong, Bali, Australia, México y Guatemala.

Llevo dos días en Bangkok y ¡sigo vivo! Ya he visto de todo un poco, desde monjes montados en moto hasta puestos de comida sana en forma de escarabajos, grillos y cosas por el estilo. A falta de probar semejantes delicatessen mi barriga sigue en forma. He sufrido algo de jet lag, pero la cosa va mejorando. No hace tanto calor ni tanta humedad como esperaba, pero al medio día apetece echarse un rato en la sombra o meterse en algún lado con aire acondicionado.

El aeropuerto de Bangkok es inmenso. Lo acaban de abrir hace un par de meses y es ultramoderno. La ciudad está a unos 20 km. Hay un truco para que el taxi salga más barato: cogerlo en llegadas cuando venga a dejar pasajeros. Se puede negociar mucho más el precio. También hay una parada de Skytrain que llega directo a Sukhumvit Road.

El conductor del taxi sabía menos inglés que mi abuela Juanita. Le pregunté que como se decía “hola” y “gracias” en tailandés y me dijo “yes yes”. Al final después de varios intentos me entendió y me dijo algo así como #!$&@#. La zona del hostal me pareció un poco chunga al principio (zona del Victory Monument), pero cuando al día siguiente empecé a ver en serio la ciudad me di cuenta de que en casi todos lados es así, exceptuando las calles principales. Es cuestión de acostumbrarse y luego ya no te parece tan chungo. Eso sí, ¡la gente es la leche! Si te ven un poco perdido enseguida te vienen a preguntar si necesitas ayuda y siempre con una sonrisa.

Todavía no he montado en tuk tuk (los famosos triciclos con motor). Estuve negociando con uno que me llevara a un templo, pero se me dio tan bien el tema de regatear que el tío pasó de mí y me dijo que fuera andando.

Estuve en uno de los templos más famosos de Bangkok: el Wat Pho, de visita obligada. Dentro hay una estatua enorme de un Buda reclinado. En los pies hay tallados y rellenos con nácar dibujos que representan las 108 facultades de Buda. A mí lo que más me impresionó del templo fueron los tejados. El Wat Pho tiene una escuela de masaje tailandés de mucho prestigio. Puedes darte un masaje en condiciones en una zona dentro del recinto del templo o también en las sucursales de la escuela de masajes Wat Pho que hay por los callejones entre el templo y el río Chao Phraya.

Techos de Wat Pho

Techos de Wat Pho

Desués del Wat Pho fui a dar una vuelta por Khao San Road. Una calle que es el paraíso de las compras para un mochilero. Está llena de bares de estilo europeo en los que se puede disfrutar de la cerveza local (Chang, Singha o Leo). Aquí también se puede dormir tirado de precio, pero cuidado de escoger un hostal que esté en un algo apartado del ruido de Khao San si lo que se quiere es descansar. Para mí son más agradables las calles Ram Buttri, Chana Songkhram Alley o Phra Athit, entre Khao San y el río Chao Phraya. [En posteriores visitas escogimos esta zona y Sukhumvit Rd para quedarnos. Puedes leer información más actualizada sobre Bangkok aquí (2012) o aquí (2014)].

(Visited 122 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *