El bosque nublado de Mindo

En 2013, antes de cambiar nuestra residencia a Chiang Mai (Tailandia) estuvimos viviendo un año en Mindo, un pequeño pueblo de la provincia de Pichincha, en Ecuador, a escasos 80 km de Quito.

Nuestra estancia en Mindo fue toda una experiencia. Hablar la misma lengua fue evidentemente una gran ventaja, ya que nos permitió conocer a muchos mindeños y también enterarnos de los chismes locales 🙂

Ecuador-Mindo-50

Valle de Mindo

A Mindo se llega desde Quito por la vía a Esmeraldas. La carretera está en muy buen estado, aunque como en toda vía de la Sierra hay que conducir con precaución, ya que detrás de cualquier curva te puedes encontrar un camión adelantando a otro. Hay un bus directo que comunica Mindo con Quito varias veces al día. Lo opera la cooperativa Flor del Valle y sale desde la estación La Ofelia, al norte de Quito.

La zona es famosa por el avistamiento de aves. Anualmente se celebra un conteo navideño de fama internacional. Se ha batido el récord de avistamientos durante varios años consecutivos.

Ecuador-Mindo-58

Colibrí

Mucha gente dice que cuando el turismo se desarrolle, Mindo llegará a ser algo sobreexplotado al estilo Baños. Nosotros preferimos pensar que las cosas pueden hacerse bien para que el pueblo siga conservando su encanto original, se mejoren las infraestructuras, se habiliten senderos turísticos y el alojamiento sea de calidad. Por ahora no van muy desencaminados, ya que recientemente se han destinado fondos para hacer de Mindo uno de los 4 o 5 destinos turísticos ejemplares de Ecuador. Puede que haya ayudado el hecho de que el presidente Correa le tenga al pueblo un cariño especial.

El núcleo urbano de Mindo son básicamente 2 calles largas paralelas y algunas trasversales. En la calle principal hay unos cuantos restaurantes, agencias turísticas y 2 o 3 sitios donde hospedarse. Es más barato dormir y comer en el pueblo que en los alrededores, ya que a medida que nos alejamos del centro los establecimientos son más exclusivos.

Como pasamos bastante tiempo en Mindo, podemos atrevernos a escribir una pequeña guía basándonos en nuestra experiencia.

¿Qué hacer en Mindo?

Alrededor de Mindo hay 4 carreteras. Sólo una de ellas está asfaltada, que es la que sube hasta la “Y” (así llaman los ecuatorianos a los cruces), el cruce con la vía Quito-Esmeraldas. Las otras 3 son caminos de tierra: la vía a Las Cascadas (la más turística), la vía al Río Cinto y la vía al Cunuco.

Vía a Las Cascadas

Mariposario

Más o menos a 1 km del pueblo, en la Vía a las Cascadas, se llega a una “Y” que todo el mundo conoce como la “Y” del Mariposario. Si se sigue a la izquierda, el camino se denomina “vía al Mariposario”. El Mariposario está a unos 3 km de la “Y”. La entrada vale 6 dólares. Nunca fuimos, pero dicen que está muy bien. La visita es recomendable hacerlas entre las 10 y las 12 de la mañana, que es cuando las mariposas están más activas.

Santuario de Cascadas

Gran parte del desarrollo turístico del pueblo se debe a la inversión privada de un doctor de Quito, que creó lo que él mismo bautizó como el “Santuario de Cascadas”, ubicado a unos 5 km del centro del pueblo. Se trata de un sendero que comunica unas 7 cascadas. El sendero está al otro lado del río Nambillo. Se puede llegar a pie o utilizando la “tarabita”, especie de teleférico casero que pasa por encima del valle. ¡Las vistas son impresionantes! El uso de la tarabita (ida y vuelta) y la visita a las cascadas cuesta 5 dólares. Si se desea se puede ir caminando hasta el sendero de las cascadas, pero es algo duro y lo más probable es que al final uno acabe usando la tarabita para regresar. Se puede negociar algo el precio con los chicos de la tarabita si se desea ir caminando.

Las cascada más espectacular del santuario es La Cascada Reina. Se llega por un sendero aparte y el camino de ida y vuelta es de una hora. Otro sendero lleva a la Cascada Nambillo, a la que va digamos el 60% de los visitantes. La cascada está bien, pero hay demasiada gente y además el entorno está algo deteriorado porque construyeron unos baños y un restaurante que además luego dejaron abandonados. Un tercer sendero de otra hora ida y vuelta lleva a 5 cascadas más pequeñas que no son tan espectaculares, pero que están en un entorno muy bonito. Nosotros recomendaríamos visitar la Cascada Reina y el sendero de las 5 cascadas si se dispone de tiempo.

Ecuador-Mindo-44

Cascada Reina

Reserva Río Bravo

Si se continúa hasta el final de la vía a Las Cascadas se llega a la Reserva Río Bravo. Es una finca privada y hay que pagar 8 dólares para visitarla. En esta finca están las 2 cascadas más grandes de Mindo (que conozcamos nosotros). Una de ellas es bastante espectacular. Además tiene piscinas naturales para bañarse. En la reserva puede verse el famoso gallo de la peña, pero para eso hay que ir muy temprano. Casi nadie visita esta reserva, pero para nosotros sus cascadas son de las mejores de la zona.

Ecuador-Mindo-03

Reserva Río Bravo

Reserva Las Tangaras

Un camino que desciende a la derecha poco antes de llegar a la tarabita lleva a la Reserva Las Tangaras. Es una finca privada propiedad de unos americanos. Hay una casa donde se puede hacer noche para poder ir a ver el gallo de la peña. Parece que es el lugar donde más fácil puede verse. Además hay una serie de senderos para pasear, aunque no nos pareció que fueran tan espectaculares. Probablemente es un sitio más bien para ver aves a primera hora de la mañana. Se paga muy poco por hacer noche. En la casa suelen vivir voluntarios norteamericanos que cuidan la finca, aunque no son siempre los mismos.

Ecuador-Mindo-52

Reserva Las Tangaras

Canopy

Ésta es una de las grandes atracciones de Mindo. Está también poco antes de llegar a la tarabita. Es una tirolina. No podemos hablar de ella porque nunca fuimos, pero casi todos los mochileros que pasan por aquí hacen el canopy y el tubing.

Tubing

Ésta es la atracción número 1. Se suele hacer sobre todo en el río Mindo. Se trata de tirarse río abajo sobre una “balsa” que consiste en cámaras de rueda de camión unidas unas con otras. Nosotros no lo probamos durante mucho tiempo, pero al final unos amigos del pueblo que en el pasado habían trabajado de guías de tubing nos invitaron y la verdad es que es bastante divertido. En Mindo lo hacen siempre incluso tras las lluvias, cuando el río está bastante peligroso. Nosotros lo hicimos con el río a mitad de altura y aún así tuvimos suficiente con la experiencia. No recordamos el precio, pero creo que es un poco caro.

Ecuador-Mindo-01

Tubing

Vía al Cinto

Esta vía es muy bonita para ir en bici, pero también se puede ir en coche para recorrerla durante más kilómetros o simplemente hacer un tramo paseando. La ruta llega desde el centro de Mindo pasando por el río Nambillo hasta el río Cinto, donde hay una “Y” y el camino se desvía en 2 sentidos: río arriba y río abajo. Río arriba fuimos sólo una vez en coche. El paisaje es precioso. Río abajo llegas a un punto donde hay un puente, cruzas al otro lado y luego puedes optar por recorrer un poco más la orilla opuesta del río o seguir por un camino que sube la montaña y luego la baja por el otro lado hasta llegar a un pueblo perdido en el medio de la nada (Recinto Saloya). Las vistas también muy bonitas. La zona del Río Cinto está muy bien para hacer picnic o incluso para bañarse. El agua de este río parece de otro color, más bien turquesa. No hay casi nadie en esta zona, por lo que es muy tranquilo. Llegar al río caminando o en bici puede resultar algo duro, porque el camino pasa por una pequeña montaña y en ocasiones se hace bastante cuesta arriba. Nosotros paseando nunca llegamos al río, sino a lo alto de la montaña y media vuelta. La zona del Nambillo también es muy bonita. Hay una hacienda donde se pueden alquilar caballos o pescar.

Ecuador-Mindo-16

Río Nambillo – vía al Cinto

Quads

Aquí llamados “quadrones”. Se alquilan detrás del parque del pueblo y la ruta que permiten hacer llega hasta el puente del Nambillo, en la vía al Cinto. También hacen una ruta nocturna. No recordamos el precio, pero no es muy caro.

Bicicletas

Las bicicletas en Mindo tienen un precio prohibitivo. Creo recordar que son unos 8 dólares la hora o algo así. ¡Exageradísimo! Pero si uno se decide a alquilar, la vía al Cinto es la ruta que menos esfuerzo requiere (hasta llegar a la base de la montaña). La vía a Las Cascadas es algo más dura porque es subida constante desde que te alejas 1 km del centro del pueblo. Y la vía al Cunuco es cuesta abajo, pendiente moderada, así que luego ¡habrá que subirla! Aunque siempre se puede parar alguna furgoneta que te lleve de regreso al pueblo por 2 o 3 dólares.

Vía al Cunuco

Esta es una carretera de tierra de 7 km prácticamente recta en casi todo momento que sigue el curso del río Mindo hasta llegar a un hostal que se llama “El abrazo del árbol”. Un día nos hicimos pasar por turistas para que nos enseñaran el hostal. Tienen todo orientado al eco-turismo. Piscina sin químicos (agua del río), alimentos de la propia huerta, etc. La casita no es muy grande y las habitaciones son pequeñas, pero el lugar es muy acogedor. Además hay varios senderos en la finca y en temporada húmeda hay varias cascadas. Está muy bien si uno lo que quiere es estar tranquilo en un lugar retirado y en contacto con la naturaleza.

En la vía al Cunuco a unos 4 km del pueblo también hay un hostal que tiene un pequeño parque acuático. El turismo que va es más bien ecuatoriano. Indicar que a los quiteños les encanta escaparse a Mindo en feriados y fines de semana. Van básicamente a divertirse, por lo que sólo quieren sitios con piscina y donde puedan hacer “pesca deportiva”. A nosotros siempre nos hizo mucha gracia lo de la pesca deportiva. Te dan un trozo de bambú con un hilo y anzuelo y te pones en un estanque de 2×2 a sacar tilapias. Vamos, que no tiene demasiado encanto.

A unos 2-3 km del pueblo hay una cascada llaman Cascada el Corazón. Hay que preguntar (y pagar) en un hostal que queda a mano izquierda. El camino a la cascada está a mano derecha. No hay que caminar mucho. Nosotros nunca la visitamos. Aunque estaba en la lista de cosas por hacer.

Ecuador-Mindo-30

Bosque nublado

Por último, a menos de 1 km del pueblo hay un señor que se llama Alcíbar que está haciendo un jardín botánico. A nosotros nos invitó a verlo. Aún no estaba terminado, no sé si ya lo estará. Vale la pena una visita rápida.

También uno puede ir por la vía al Cunuco simplemente a darse un baño en el Río Mindo. El sitio ideal es en un puente que hay a mano izquierda, más o menos en el km 5. Muchos locales suelen ir ahí los fines de semana a darse un chapuzón.

En el pueblo

Hacienda Casa Amarilla (o San Vicente)

Cerca del parque del pueblo está la Hacienda Amarilla. Ahí hacen por cierto una mermelada de guayabas buenísima que se puede comprar en las tiendas del centro. La Hacienda Amarilla cobra entrada, como no, pero tiene una red de senderos habilitados que recorren la montaña y la visita merece la pena. La verdad es que nosotros hicimos los senderos cortos sólamente y no le sacamos mucho jugo al ticket de entrada, pero dicen que los senderos más largos sí que merecen la pena, sobre todo si se va bien temprano (5 de la mañana), para llegar arriba a la hora en que las aves están más activas.

Calle chill-out

Viniendo por la calle principal desde el bus, al llegar al final del parque hay una calle a la derecha que podemos denominar “la calle chill-out”. Está colonizada por algunos europeos, artistas y gente local de buen gusto. El ambiente es muy agradable y hay algunos sitios donde desayunar, cenar, bailar y tomar algunas copas.

La Aldea

En Mindo hay una comunidad hippie bastante auténtica. Tienen su base de operaciones en un lugar que llaman La Aldea. Está muy cerca del centro del pueblo por la vía al Cinto. Nunca visitamos La Aldea, pero los hippies venden ahí todo tipo de artesanía y creo que incluso te puedes quedar gratis en la Aldea a cambio de trabajo o si les compras cosas. Durante los fines de semana, los hippies pasan bastante tiempo en el pueblo en la calle chill-out. Se dedican sobre todo a improvisar música con tambores e instrumentos artesanales. A veces organizan cine al aire libre.

Alrededores de Mindo

Mindo ofrece muchísimo más. Para nosotros el gran potencial de la zona es el senderismo, pero lamentablemente no hay aún muchos senderos públicos habilitados y los que hay son privados. Aún así siempre puedes preguntar en el pueblo por un guía de aves que te lleve a recorrer la zona. En Mindo el 90% de la población “es” guía de aves. Nosotros conocimos a uno muy bueno, pero parece ser que es bastante caro: se llama Efraín y regenta junto con su mujer americana Molly un eco-lodge bastante exclusivo: Casa Divina.

Ecuador-Mindo-49

Orquídea

Luego está la opción Indiana Jones. Puedes pagarle unos dólares a cualquiera que veas en el pueblo con machete para que te lleve a alguna cascada de las que están metidas en el bosque. Nosotros lo hicimos un día. Nuestro amigo Abelino nos dijo que por qué no íbamos con él a “pasear”. El paseo resultó ser uno de los mejores trekkings que he hecho en mi vida. Primero visitamos su finca de vacas, con unas vistas espectaculares. Luego nos dijo que por qué no íbamos a ver una cascada que había un poco más arriba. Bueno, pues directamente no había camino. Íbamos por el río y, cuando no se podía, Abelino iba abriendo sendero con el machete. Llegamos a 2 cascadas vírgenes que Abelino conocía, pero luego seguimos aún más allá, hacia donde él no había estado y pasamos por sitios de película hasta llegar a dos cascadas más, también espectaculares, que Abelino bautizó como “El descanso del Guaco”., que no sé qué significa…

Ecuador-Mindo-39

Paseo por ruta virgen

Por último, hay sitios en la zona que están un poquito más lejos, pero que bien merecen la pena una visita si se va a pasar algo más de tiempo a Mindo:

  • Cascada “La sucia”: está cerca del puente del Río Blanco. Hay que pasar S. Miguel de Los Bancos y luego coger la carretera a la izquierda a Sto. Domingo. Un sitio para pasar el día y bañarse en la piscina natural, pero no ir en fin de semana, ya que se llena de gente y el ambiente deja de ser interesante.
Ecuador-Mindo-17

La Sucia

  • Pachijal: pequeño pueblito a orillas del Río Pachijal. Se tarda una hora y cuarto en coche en llegar desde Mindo. Para pasar el día bañándose en un río de agua algo más templada, hacer camping, ir a pescar, etc.
  • Camino del Quinde: a 1 km de la “Y” de Mindo en dirección a Quito, hay un camino a la derecha que en realidad también llega a Quito, aunque es de tierra y se tarda bastante más tiempo. Se puede hacer un trozo del camino en coche. Hay una bonita vista del volcán Pichincha y también hay algunas haciendas turísticas con senderos habilitados.
  • Tucanopy: es otro canopy que hay en la vía a Esmeraldas, yendo hacia Quito, cerca de Nanegalito. En realidad es un recorrido de unos cuantos canopys. Nunca lo probamos, pero sí pasamos por ahí a echarnos un café y nos atendió la dueña, una brasileña muy simpática. Al dueño, Inti, lo conocimos un día en Mindo. Se inspiró en los canopys de Costa Rica para hacer el suyo. Debe estar bien. También organizan rutas en bicicleta.

Dormir en Mindo

Hay sitios para todos los gustos. Los hostales que están por la vía a Las Cascadas / Mariposario y bajando de la “Y” son más exclusivos: podemos nombrar Terrabambú (vía a las Cascadas), Casa Divina (vía a las Cascadas), La Roulotte (vía al Mariposario), El Monte (vía al Mariposario), Mindo Garden (vía al Mariposario), Mindo Lago (bajando de la “Y” de Mindo), el Séptimo Paraíso (bajando de la “Y” de Mindo) y El Abrazo del Árbol (vía al Cunuco). El Monte es quizás el hostal más ecológico de todos. Ahí por ejemplo sólo hacen comida vegetariana y para llegar al hostal hay que cruzar el río en una tarabita. Terrabambú lo lleva nuestro amigo Oswaldo, un chileno muy agradable que te puede contar mucho acerca del pueblo y sus alrededores. La Roulotte son roulottes gitanas reconvertidas en cabañas, bastante curiosas. Y Mindo Garden es el más conocido de todos los hostales de este nivel. Suele ir bastantes ecuatorianos de dinero.

Si quieres dormir en sitios más económicos pero todavía cómodos, podemos nombrar cabañas El Carmelo (vía al Cinto) (son ya un poco viejas y dicen las malas lenguas que están algo descuidadas, pero tienen algunas cabañas sobre los árboles), Mindo Real (vía al Cinto) o CasKaffeSu (pueblo). En Mindo Real estuvimos viviendo una temporada. Lo regentan Alex y Elizabeth, muy buena gente que conocen Mindo a la perfección.

Ecuador-Mindo-56

Cabañas de Mindo Real

Y yéndonos al low-cost, podemos quedarnos con La Possada de Mindo, cabañas Bird Planet o hostal El Descanso. Ya si queremos ultra low-cost, todos los mochileros suelen ir directos a Casa Cecilia. Todos éstos están en el pueblo. Nosotros pasamos por todos ellos, pero hicimos muy buenas migas con Marlon y Verónica, de La Possada.

Ecuador-Mindo-14

Vista desde Cabañas Bird Planet

Hay muchos más, pero no los conocemos, así que no podemos hablar de ellos.

Comer en Mindo

Para desayunar para nosotros el mejor sitio con diferencia es donde Bárbara, la alemana que tiene un kiosquito en la calle “Chill-out”. Buen precio y pan de verdad (alemán). También puedes desayunar en el Caskaffesu, donde lo mejor es el café.

Para almorzar o cenar, si quieres pizza puedes elegir entre el Tigrillo o el Nómada (aunque creo que acaban de cambiarle el nombre). En el Nómada también tienen pasta casera. Las pizzas en Mindo son caras en general, aunque también son grandes y las hacen en horno de leña. Se puede almorzar por 2,50 $ en muchos restaurantes del pueblo. Simplemente preguntar si sirven almuerzo. Suele ser una sopa del día y de segundo pollo, carne o tilapia con arroz y patacones. No hay mucha más variedad. Otro sitio donde ponen hamburguesas más o menos buenas es en el Chef. Ahí también sirven platos bien de precio y además ponen bastante cantidad. En el restaurante La Cascada también ponen buenas porciones, aunque es algo más caro. La pechuga en salsa de champiñones está bastante bien. Luego, de los hostales que están por fuera del pueblo recomendamos Terrabambú, donde ponen una trucha con semillas que está riquísima y además las vistas del restaurante son espectaculares. También se come bien en La Roulotte y en el Mariposario, a precios algo más europeos.

Para merendar pásate por el kiosko del otro Oswaldo: Mashqui Quinde, en la calle que va a Casa Cecilia. Tiene helados caseros y los acompaña con quinoa. ¡Están riquísimos!

De fiesta en Mindo

Sin duda, empezarás la fiesta en el bar de Mery (el Happy Moment). Además, hace poco que se mudó a un sitio más grande. Música variada, aunque lo que más pone es salsa. Está en la calle principal, pasando el cruce de la calle chill-out. ¡Ahí pasamos muy buenos ratos! Luego puedes optar entre irte al Nómada (el bar arriba de la pizzería) o quedarte en el Happy Moment 😉 Luego hay una especie de discoteca pequeña en una calle en frente del Happy y un par de garitos más, pero son todos de ambiente local, por lo que la música es básicamente “cortavenas” de la Sierra. Ahora, si te quieres integrar, tú mismo jeje.

¡Ah! Y en la calle chill-out, enfrente del Nómada, está el kiosquito de Sergio, un portugués muy simpático que hace zumos. Pero si le dices con tiempo, te prepara un canelazo riquísimo. Esta bebida es a base de naranjilla, canela, azúcar y… ¡aguardiente! Se sirve caliente. Te echas 2 o 3 de esos y ya estás listo para darlo todo en el Happy a lo Chayanne, aunque en la vida hayas pisado una pista de baile 😉

Nosotros guardamos muy buenos recuerdos de Mindo. Ahí dejamos buenos amigos, por lo que si de algo estamos seguros, es de que volveremos algún día.

(Visited 1.184 times, 1 visits today)

2 pensamientos sobre “El bosque nublado de Mindo

  1. José Barbotó

    Busca información para una tarea de la universidad y encontré dichosamente su blog amigo!

    Dejame felicitarte, esta muy completo y con extraordinarias fotos, que al decir verdad quise prestarte una (robarmela) jejeje pero no pude.
    Me alegra mucho que hayas estado en ese maravilloso lugar.

    Disculpa si algo hice mal pero me tome el tiempo para escribirte por que de veras me sirvió bastante tu blog.

    Un abrazo a la distancia donde esten y ya estoy suscrito!!!

    saludos

    José Barbotó García

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *