Bali, la otra Indonesia

Pues mirando mis páginas del diario, parece que se me perdió la de Bali! No la encuentro por ningún lado, así que vamos a tener que tirar de memoria!

Una cosa que sí que es seguro es que en Bali me pegué una buena rapada, por lo que se ve en las fotos! 🙂

El volcán Batur y yo

El volcán Batur y yo

De lo poco que recuerdo (hace ya más de 8 años que estuve), me quedé unos días en Kuta, una playa enorme de arena blanca en la que puedes practicar surf. Si no tienes experiencia, en esa playa puedes incluso aprender. La gente que busca olas más grandes y mejores se van a otras partes de la isla.

Surf en Kuta Beach 3

Surf en Kuta Beach

Kuta es un pueblo muy turístico. Aquí suele venir la juventud australiana a desfasarse. Así que ambiente vas a encontrar. En cuanto a hospedaje, hay para todos los gustos y para todos los bolsillos. En Kuta fue el famoso atentado terrorista de 2002, en un restaurante muy frecuentado por turistas. Murieron 202 personas, de las cuales 164 eran extranjeros.

Para disfrutar de la Bali más cultural, tienes que ir a Ubud, en el centro de la isla. Ahí me quedé unos 4 días. El hospedaje es bastante más caro, así que tuve que buscarme un sitio más modesto. Aunque no tuviera demasiadas comodidades, la dueña me atendió muy bien, y su hija trabajaba en un espectáculo de danza balinesa y me invitó la última noche.

Señora balinesa en Ubud

Señora balinesa en Ubud

Casa en Ubud

Casa en Ubud

Ubud es muy bonito. Es turístico, pero mucho más relajado. Aquí es donde puedes encontrar las típicas cabañas balinesas de lujo, muchos spas, etc. Salir a pasear por los alrededores del pueblo no tiene desperdicio. Hay algunos senderos por los que puedes perderte recorriendo campos de arroz y descubrir sitios preciosos. En definitiva, no puedes ir a Bali y dejar de ver Ubud.

Por último, contraté la subida al volcán Batur, en el norte de la isla. Se suele subir de madrugada para poder ver la salida del sol desde arriba. Recuerdo que sudé bastante, pero es una subida apta para todos los públicos. Me llamó la atención que había balineses que subían con el grupo únicamente para vender refrescos en la cima. Los vendían muy baratos. Me dio tanta pena uno de ellos, que le compré todos los que tenía para no hacerle subir hasta arriba.

Subida al volcán Batur 3

Subida al volcán Batur

Y poco más que yo recuerde. Sé que me quedé con las ganas de visitar Lombok, la isla vecina. Suelen ir muchos surferos a coger olas. También hay una excursión muy famosa para subir el volcán Rinjani, aunque algunos me han dicho que hay bastante basura por el camino.

Bali es un destino peculiar. Es el único lugar de Indonesia donde todavía se conserva el hinduismo como religión oficial (el resto de Indonesia es musulmán). Además, la religión se mezcla con ritos locales, lo que hace que la cultura de la isla sea muy especial. Lamentablemente, como suele pasar, sitios así los tienes que compartir con unos cuantos de miles de turistas más. Aún así, merece la pena una visita a este pequeño paraíso.

(Visited 236 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *